empresas asfalto crecimiento

Después de varios años de acusado descenso de la actividad, el sector del asfalto está consiguiendo consolidar su crecimiento a nivel nacional en los últimos dos años, coincidiendo con una ligera mejora de la economía.

Este avance de la mejora se ha visto concretada en un aumento de la inversión de las comunidades autónomas, los municipios, las empresas de conservación y mantenimiento, las mismas comunidades de propietarios, las concesionarias de autopistas, etc.

Cambio de tendencia en el sector del asfalto

De esta forma, la mala situación que imperaba desde los años 2007 – 2008 y que alcanzó su mínimo histórico en 2013, que es cuando experimentó las mayores caídas del sector hasta tocar fondo, ha comenzado a remitir a partir de esta fecha. Así, 2014 supuso el primer año de crecimiento y 2015 se está consolidando como segundo año consecutivo.

Además, las estimaciones para 2016 apunta a un tímido, pero constante, desarrollo del sector.

De esta forma, la subida que ha experimentado el mercado de la conservación de las carreteras, especialmente la producción de mezclas bituminosas, alcanza los 14,5 millones de toneladas en 2014 y, aunque aún está lejos de llegar a cifras adecuadas a la envergadura de las carreteras españolas, que cuentan con la segunda red de Europa en longitud, sí se empiezan a vislumbrar grandes avances en el sector.

Del estudio sobre la radiografía sobre producción de asfalto se desprende:

  • Las mezclas empleadas en capas de rodadura acaparan casi el 70% del total de la producción, esto es debido al aumento de obras de refuerzo y rehabilitación (conservación) frente a la obra nueva.
  • Las mezclas tipo hormigón asfáltico AC, predominan frente a las BBTM en rodaduras. Las llamadas mezclas SMA, mantienen su uso, aunque eso sí, con porcentajes más reducidos.
  • El empleo de mezclas semicalientes o mezclas templadas sigue siendo residual, al igual que mezclas con betunes modificados con caucho NFU y otras técnicas.

Según cálculos, para que el mantenimiento de la red de carreteras españolas fuera el adecuado, en función de su extensión, deberían consumirse en torno a unos 30 o 35 millones de toneladas: unos datos que se acercan mucho más a las cifras de otros países de Europa que cuentan con una red de carreteras consolidada y madura, en donde el presupuesto en su mayor parte está destinado a la conservación de los firmes.

La importancia de conservar las vías, garantizando así una movilidad más eficiente, segura y capaz de dar respuesta a la continua y creciente diversidad de usos y usuarios que recibe, es fundamental para el desarrollo de las sociedades, según reconoce el profesor Ángel Sampedro en la III Jornada de Conservación de pavimentos urbanos.

Por ello, los dos años consecutivos de crecimiento de este sector suponen un aumento de la innovación y un avance hacia la conexión total del país.

precios asfalto

Cuando queremos estudiar tanto los costes que intervienen en la determinación de los precios del asfalto como la evolución de los mismos, sin duda acabamos dirigiéndonos a “las petroleras” entre otros factores.

El betún es el componente principal de las mezclas bituminosas en caliente u hormigones bituminosos. Proviene de las refinerías de las petroleras y forma parte de la fracción más pesada del crudo. También forman parte de la mezcla del asfalto tanto los áridos como el filler.

¿Cómo se explica la evolución de los precios del asfalto?

Si analizamos la evolución de los precios del asfalto, es indudable que en ella incide muy directamente la cotización que el barril de Brent tiene en cada momento.

Tomando como referencia el precio del petróleo, tenemos que remontarnos a los años setenta, cuando finalmente se alcanza la madurez técnica en las en la fabricación de las mezclas bituminosas en caliente y se dejan atrás otras técnicas como los riegos con gravilla.

Pero esta madurez en la producción del asfalto viene acompañada de “la crisis del petróleo” de estos años, un fenómeno que provocó una enorme conmoción y una subida desorbitada de todos sus subproductos, como el asfalto.

Fue un proceso desconocido históricamente en el mercado internacional del crudo y una etapa en la que los profesionales del sector buscaron otras formas de producción.

Principalmente, mediante el ahorro energético que supone el reciclaje de pavimentos con técnicas muy sofisticadas y dirigidas al aprovechamiento de los recursos que ya existen, como son los pavimentos o viales deteriorados.

De ellos se extrae el asfalto para su nuevo uso, con lo que se logran dos objetivos:

  • Menor gasto de petróleo.
  • Y disminución del precio del asfalto.

Así, el asfalto comienza a ser obtenido con nuevas técnicas como por ejemplo la utilización de maquinaria de “fresado” del propio asfalto ya existente.

En definitiva, el precio del asfalto sigue la línea evolutiva del petroleo y, tras las crisis de los setenta, vuelve a marcar su referencia en el barril de Brent ,con un precio medio de 40 dólares.

En el año 2008, el precio del barril superó los 140 dólares; y, en septiembre del mismo año, cayó por debajo de los 40.

Este precio volvió a subir, sobre todo, durante la guerra de Libia, en 2011; y por las turbulencias en Irak, en 2014. Alcanzó los 115 dólares, un precio que bajó de nuevo y se situó, en enero de 2015, en 50 dólares, precio aproximado que mantiene en la actualidad.

¿Y cuál es la previsión futura?

Evidentemente, seguirá dependiendo en una grandísima medida de la cotización del crudo. En menor medida también se verá afectada por los costes de obtención y tratamiento del resto de componentes y por las posibles innovaciones que se incorporen a los sistemas de producción.

Relativo a las expectativas de evolución del precio del crudo, recomendamos la siguiente lectura:

“¿Continuará el desplome del petróleo? Los expertos no ven un ganador en la guerra”

Otras fuentes de interés:

http://www.repsol.com/pe_es/productos_y_servicios/productos/peasfaltos/fisicoquimica/composicion/

http://es.wikihow.com/hacer-asfalto